BAIRD, John L. (1888-1946)

John Logie Baird
N. 13-VIII-1888, Helensburgh, Escocia, (UK).
M. 14-VI-1946, Bexhill-on-Sea, Inglaterra, (UK).
Ingeniero, Empresario. Historia de las Telecomunicaciones. Biografía de John Logie Baird.

Realizó estudios de ingeniería en el Royal Technical College de Glasgow y en la universidad de la misma ciudad.

En 1915 dejó la universidad y se empleó en una compañía de suministro eléctrico de Glasgow, realizando al mismo tiempo diversas actividades empresariales por su propia cuenta.

En el invierno de 1922, al parecer después de leer un artículo sobre la televisión, se despertó en él un gran interés por esta materia, a la que se dedicaría en cuerpo y alma el resto de sus días.

En 1923 emprendió sus investigaciones, empleando un disco inventado por Paul Nipkow como sistema de exploración y un mosaico de lámparas incandescentes como sistema de recepción, tal como se puede ver en su patente GB222604.

En 1925 fundó la Television Limited, primera de las varias compañías con las que Baird estaría relacionado.

En enero de 1926, realizó la primera demostración pública de su sistema, los invitados eran miembros de la Royal Institution de Londres, así como representantes del diario The Times.

Pocos meses después el Postmaster General le concedió permiso para la instalación de dos emisoras experimentales. Al mismo tiempo Baird necesitaba imperiosamente fondos para continuar con sus investigaciones y decidió crear otra compañía, la Baird Television Development Co., que quedó formalizada en abril de 1927, captando el dinero necesario de nuevos inversores.

El año 1928 fue de gran actividad para Baird, a principios del mismo logró que por primera vez una señal de televisión atravesara el Atlántico, transmitiendo imágenes de Londres a Nueva York por medio de una emisora de onda corta.

En junio las actividades empresariales continuaron con el establecimiento de una nueva compañía, la Baird International Television Ltd., encargada de la explotación de sus inventos y patentes fuera de Gran Bretaña.

En julio, presentó un sistema de televisión en color, también el primero de este tipo nunca antes realizado, del cual obtuvo la patente GB321389. El sistema consistía en dos discos de Nipkow, uno en el explorador y otro en el receptor, ambos discos disponían de 3 espirales perforadas y sus filtros asociados, uno para cada color primario, rojo, verde y azul que por el lado del explorador descomponían las imágenes en estos colores, luego eran transmitidas y se volvían a componer en el lado receptor con la ayuda de tres lámparas de los citados colores.

En septiembre Baird efectuó la primera demostración para el General Post Office, consistente en la transmisión de imágenes de caras de personas hablando y cantando.

En octubre realizó otra demostración, en esta ocasión para miembros de la British Broadcasting Corporation (BBC), quizás la que más interesaba a Baird. Pero los directivos de la BBC no se impresionaron con la demostración, y no mostrando ningún interés por llevar a cabo algún tipo de transmisión experimental desde sus instalaciones, que era el objetivo buscado por Baird.

Pero Baird no cejó en su empeño y después de arduas negociaciones, la BBC efectuó su primera transmisión de televisión el 30 de septiembre de 1929. El sistema empleado era de baja definición (30 líneas). El número de receptores era en un principio muy limitado, pero a medida que el público fue conociendo la novedad, la demanda creció de tal manera que la compañía de Baird llegó a fabricar cerca de 10.000.

En 1932 Baird efectuó una transmisión de carreras de caballos del famoso Derby de Epsom, instalando un sistema de proyección de imágenes en el teatro Metropole de Londres que fue presenciado por unos 5.000 espectadores.

La BBC siguió con su programación experimental, y en 1934 el gobierno británico decidió la puesta en marcha de un comité para evaluar los sistemas de televisión existentes, nacionales y extranjeros,  de cara a implantar un sistema nacional de televisión. En 1935 emitió un informe en el que proponía dar la oportunidad a los dos sistemas nacionales, el de Baird y el Marconi-EMI, de hacer una demostración, antes de efectuar una recomendación definitiva.

Baird propuso un sistema de 240 líneas, basado en su televisión “mecánica” y Marconi-EMI un sistema de 405 líneas, basado en su televisión “electrónica”.

El resultado, como era de prever no fue nada favorable para los intereses de Baird, a principios de 1937 el gobierno británico adoptó el sistema Marconi-EMI como estándar en el Reino Unido.

Las empresas de Baird fueron liquidadas y este siguió investigando en un pequeño laboratorio en sistemas de telecine y en la mejora de su sistema de televisión en color.


Fuentes consultadas / Sources

Sermons, soap and television. London, 1990.

British television : the formative years. London, 1986

Television : an international history of the formative years. London, 1998



PATENTES BIBLIOGRAFÍA ENLACES
pie_bio2